Opciones de ayuda financiera para estudiantes

Cuando se trata de ayuda financiera para la universidad, existen principalmente dos fuentes: ayuda financiera con fondos privados y ayuda financiera con fondos federales. Al solicitar o recibir cualquiera de los dos, debe asegurarse de estar completamente al tanto de toda la letra pequeña involucrada. La mayoría de las personas descubren que los gastos de la universidad son demasiado elevados para afrontarlos sin ayuda de algún tipo. Si usted es padre, lo más probable es que algún día se enfrente a la necesidad de pagar la matrícula universitaria junto con la preocupación de cómo diablos se las arreglará para lograr ese objetivo.

El problema es que no todos los estudiantes que desean asistir a la universidad califican para recibir ayuda estudiantil financiada por el gobierno federal o la gran mayoría de las becas que requieren calificaciones excepcionales o un talento específico y excepcional para recibir. Para aquellos estudiantes que piensen fuera de la caja puede ser necesario para recibir la ayuda educativa o ayuda financiera que tanto necesitan.

Si no califica para recibir ayuda financiera federal para sus hijos, es posible que desee considerar el beneficio de otras opciones de becas. Una opción común de becas que a menudo se pasa por alto es el programa ROTC que ofrecen la mayoría de las universidades. Hay un precio que pagar por estas becas, pero muchos encuentran que el precio proporciona una experiencia valiosa y vale la pena la educación y la experiencia recibidas durante el proceso. Si su hijo está interesado en la posibilidad de una carrera militar o de convertirse en oficial militar, esta es una excelente manera de hacerlo.

Como padre, es posible que desee ver qué tipo de cuentas de gastos flexibles, si las hay, ha establecido su estado que pueden ayudarlo a ahorrar dinero para los gastos universitarios de sus hijos. Muchos estados tienen estos y existen programas como Upromise que le permite a usted y a otros dedicar el gasto de una tarjeta de crédito para usarlo como un programa de ‘contrapartida’ para los fondos universitarios de su hijo. Si bien no es un equivalente dólar por dólar de los gastos de su tarjeta de crédito, todo ayuda. La verdadera belleza de programas como Upromise es que puede conseguir la ayuda de la familia en los amigos cuando ahorra para los gastos de educación universitaria de su hijo. Independientemente, nunca es demasiado pronto para comenzar a ahorrar para la educación universitaria de su hijo y estos gastos parecen estar aumentando exponencialmente.

Existen muchos programas para ayudar a las minorías y las mujeres a pagar sus gastos educativos. Algunas de estas becas se basan en las necesidades, mientras que otras se basan únicamente en el mérito. En todos los niveles, la competencia es feroz, sin embargo, si califica para alguna de estas becas, no se estaría haciendo un flaco favor al no solicitarlas. Nunca se sabe cuándo su solicitud puede ser la que capte la atención del comité de becas. Lo único que debe tener en cuenta es leer todas las instrucciones, hacer copias de todo y seguir las instrucciones. Se sorprenderá de la cantidad de solicitantes valiosos a los que se les niegan las becas cada año porque no siguieron correctamente las instrucciones de la solicitud. Otra cosa que debes tener en cuenta es la pulcritud. Es mucho más probable que gane una beca si el comité realmente puede leer su solicitud.

Hay muchas oportunidades excelentes de asistencia financiera cuando se trata de la universidad. El truco suele estar en encontrar las mejores fuentes. La oficina de ayuda económica de su universidad es una excelente fuente de información de ayuda económica, al igual que su consejero de la escuela secundaria. Vea cuáles son sus opciones antes de sacrificar el sueño de una educación universitaria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.